¿y si la muerte fuese amarilla?

¿Y si la muerte fuese sudar luz, sangrar la luz de la nieve para regar la tierra de los que aún viven sobre la tierra?

casi

Casi nieve, casi agosto.

el juego del ahorcado

Encontrar la palabra que me nombra y que su significado no me ahogue.

extrañas compañías

Si me quedo sin este dolor, ¿me quedo sin nada?

cuatro minutos de luz

Qué fácil la vida cuando todas las ventanas nos apuntan y sólo la luz nos dispara.

así comenzó el vértigo

Tener la posibilidad, dije. Mirar las grúas sin prisa, sin necesidad de interrumpir su lentísimo silencio. ¿Te imaginas?

infatigable, digo alguien

Están las cosas y estás tú, vendimiando sin descanso su sombra.

dice sergio franco

"¿No se calma esta sed de nada pero hambre de todo ahora mismo este horizonte así de borrasca esta sospecha varada aquí abajo no se cansa de zumbarme en el oído de trabar cada uno de mis pasos de multiplicar por cero la esperanza no se aburre en el mismo lugar del mismo espanto el mismo miedo no se calma no se cansa no se aburre?".

rebajas de verano

Un corazón algo arañado, unos pulmones a estrenar. Si no se siente satisfecho le devolvemos sus sueños.

dice miranda july

"Voy a dejar que me elija. Sólo tengo que estar atenta y escuchar". Si fuera posible escuchar, si fuera posible que alguien nos eligiera.

días de nudos

Hay días en los que despertamos con un árbol anudado al cuello, y en las manos nada.

de seguridad

La maleta siempre hecha, junto a la puerta, con lo único que importa: el pasaporte, la osita Mateo, Molloy, el Libro de buen amor, el misal de mi bisabuela, el abrecartas de mi abuelo, los cristalitos rosas que encontramos en la playa. Poco más.

dice luis felipe fabre

"Primero hubo un río y luego el mismo río pero seco: un camino". Yo digo, no son fáciles los caminos que antes fueron agua, agua que nos lamía felizmente los tobillos.

di patata

Vamos a fotografiarnos como si fuese un domingo de agosto, como si fuésemos felices, como si estuviéramos vivos.

lo que asoma [3]

A veces lo que nos ama, otras lo que dejó de amarnos. Siempre, lo que amamos.

días de números (muy primos)

Hay días en los que 13 vitaminas y 347 burbujas en un vaso, y en mi sangre, no son suficientes.

mira el péndulo

Me gustaría que los sueños fueran otra cosa que vaciar una maleta o viajar en ascensor. Me gustaría hacer en sueños lo que estoy lejos de hacer despierta. Volar, besarte, jugar al baloncesto, comer sushi.

apenas entrevisto

¿Qué buscamos en la sombra de las cosas pequeñas? ¿Qué pequeño milagro? ¿Tan solos estamos?

cosas que hago cuando vuelvo a casa después de estar lejos

Abrazarte, mirar las fotos de la pared, abrir el armario de la cocina y comprobar que la soja, la sal, el tomillo y las almendras siguen en su sitio.

cosas que echo de menos cuando estoy lejos de casa

Unos calcetines, un jersey grande, las fotos de la pared, escuchar la canción "24-25" mientras miro una pared que no tiene fotos, comer sola, el orden de las cosas lejos de mí.

dice kepa murua

"Las palabras son eso, un árbol con sus brazos abiertos y cubiertos por la nieve en una tapia limpia entre el viento de la tierra y el frío que viene del cielo". Yo digo, menos mal que debajo del asiento había un chaleco salvavidas, porque creí caer cielo abajo.

lástima no medir dos centímetros [8]

Con un poco de ayuda el marco de la puerta de la 510, abombado por tantas duchas de tantos cuerpos cansados después del viaje, puede convertirse en el refugio de un, también cansado, pájaro rojo.

dice cristina rivera garza

"Algo sucede en el mundo cuando uno retrocede. Ese lento trance a través del cual el sujeto se aleja del objeto y se aproxima, de espaldas, hacia el lugar que no puede ver, siempre tiene consecuencias (...) por más terror, por más algarabía, por más desazón que se sienta, uno no puede cerrar los ojos. Uno ve. Uno ve vorazmente. Uno no puede dejar de ver". Yo sólo digo, ¡Oh!

niños, no hagáis esto en casa

No me da miedo nada. Voy a abrirle la boca al dolor y a dejar que hable.

decisión #314

A partir de hoy voy a ver sólo fantasmas felices debajo de todas las sábanas.

querido omar, dos puntos

Ya hay colchón en el cuarto de invitados, y dos almohadas a las que saqué un poco de relleno por si te gusta dormir bocabajo. La ventana ya tiene cortina y el armario cinco perchas vacías de color azul. Sobre la mesa de noche un cofre lleno de piedras por si sintieras miedo o te persiguiera algún animal de los que suelen perseguirnos en los sueños. Ya no tienes excusa.

¿en busca de qué tiempo?

Nada de buscar, nada de esperar. Dejarse hacer, dejarse vivir, dejarse respirar.

dice recaredo veredas

"Busqué hasta el silencio, buceando entre ratas y peces dorados." Menos mal que hay noches en las que, mires donde mires, sólo ves hermosos peces.

lo que se seca

Se nos olvida todo el tiempo que estamos vivos.

junio sweet home

Las ganas de no mirar atrás.