el enemigo funcional

Nada transcurre más allá de nuestras palabras. La frontera entre los muertos y la vida.

tres estrellas

¿Quién nos convenció de que somos viajeros? ¿Y para qué?

la noche también es esa cosa con plumas

Lejos de casa y la sensación de tener los dedos manchados de tinta, como si acabara de estrangular al último mirlo sobre la tierra.

efectos de una primavera fría

Me gustaría hablar de las cosas que veo como Jünger habla de sus plantas.

mail a mí misma

Lejos de casa. Afuera llueve. Quiero ser joven.

abril de interior

Y afuera el viento descomponiendo el trabajo de las hormigas.

vuelve nieve de la tele, vuelve a nevar para mí

Espero un fundido en negro, un pitido, un himno, una carta de ajuste. Pero el mundo no se para.

los días, las cosas [19]

No derrames la sal, no reces a ningún dios.

lástima no medir dos centímetros [9]

Con un poco de ayuda (y serrín), la lluvia que llegó hasta debajo de la cama puede convertirse en una playa paradisíaca al atardecer. Seguro que a partir de hoy sueño con palmeras.

marzo también es un mes fantasma

Tú, que sabes de aristas, dime dónde fue a parar la confortable redondez de los días felices.

felicidad naranja

Después del temporal las aceras se han llenado de naranjas. Por más que busco no hay nadie en la calle con quien compartir esta felicidad.

pop

A veces oigo el estallido de una diminuta pompa en mi cerebro. Me gustaría saber si ese diminuto pop servirá para dejar paso a algunas grandes ideas.

mente colmena

Olvidarse de uno. Dejar de ser ruido.

junio, i miss you

Del mismo modo que Camus dice que "hay que tener un amor, un gran amor en la vida, porque nos sirve de coartada a las desesperaciones que nos abaten sin razón", habría que tener un techo pintado de azul para recordarnos que los dulces días de junio siempre vuelven.

días líquidos

No olvidemos tener a mano semillas para esas raras veces en que la vida nos empuja a vivir.

superser, marca registrada

Amor es brindar con un dedo de vino frente al frigorífico. Hoy no lo hubiéramos celebrado, pero mañana, o ayer, habríamos comido en un indio o yo habría hecho pollo tikka masala inventado y te habrías reído. Como la vida, que a veces parece inventada pero nos reímos igualmente.

mi cerebro [23]

El futuro no existe, pero llega. Y nos aplasta.

la generosidad

Dar sin adorno, ser sin adorno.

promesas 18 [4]

Este año prometo apurar cada lápiz que encuentre como si fuera la misma vida.

promesas 18 [3]

Este año prometo que todos los micromundos que nos rodean me encontrarán atenta para escuchar lo que quieran contarme.

promesas 18 [2]

Este año prometo ser noria que no se cansa ni se queja, capaz de disfrutar del paisaje en cada vuelta como si fuera la primera vez.

promesas 18 [1]

Este año prometo madurar felizmente con la serenidad y la elegancia de una chirimoya al sol.

have

¿Y si la felicidad consistiera en encontrar un motivo para poder decir, al menos una vez al día: qué suerte tengo?

oxígeno al sol

Deberíamos aprender a ser balcón lleno de globos que no sabe esconder su alegría.

ser polilla

No reconocerme en la luz. Y, aún así, querer atravesar todas las ventanas.

noviembre

Las granadas son las geodas del reino vegetal.

las cáscaras del tiempo

Saber que nada es mío, ni este silencio ni esos pájaros supuestamente felices, ahí afuera.

salud mental

Cuando la sinrazón abre zanjas a nuestro paso, deberíamos aprender a detenernos, a abstraernos por un rato, por ejemplo, contando los puntos de un diminuto insecto.

ni azucenas ni fango

Llegó el momento de afilar la madera de la inteligencia, de confiar en el diálogo, de no dejarse caer en espiral.

k

A partir de hoy imaginaré que vivo en mitad del océano, ajena a cualquier ideología, y sólo habrá una bandera que me represente.

suma y sigue

Nunca está de más añadir otoño al paisaje, por hermoso que ya sea.