nada es más bello que el silencio

Si las paredes hablaran, ¿quién nos asegura que no mentirían como los vivos?