días de mantequilla

El color del cielo antes de la tormenta. Tormenta nunca hay, pero nunca dejaré de esperarla.